Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso. Aceptar Más información

Áreas Municipales > Educación, Nuevas Tecnologías y Seguridad Ciudadana > Educación

Jornada ONCE SSSS HT 1

La ONCE y los Servicios Sociales de Huétor Tájar estrechan su colaboración

Gabinete de Prensa Martes, 9 de abril de 2019

La ONCE y los Servicios Sociales de Huétor Tájar, Alhama y Montefrío estrecharán su colaboración. Este centro del Poniente ha acogido la presentación de la Semana de la ONCE, un acto al que asistieron la Diputada provincial de Bienestar Social, Olvido de la Rosa, y el Consejero para Andalucía, Ceuta y Melilla de la ONCE, Fermín Navarro, junto a la directora del Centro de Servicios Sociales Comunitarios de Huétor Tájar, Alhama y Montefrío, Paqui Fernández.

Bajo el lema "Capaz de ser capaces", la ONCE ha presentado sus actividades con motivo de la Semana de la ONCE en los Servicios Sociales de Huétor Tájar para todo el Poniente Granadino. Este año se ha presentado en otros cuatro municipios de la provincia: Baza, Guadix, Motril y Granada, además de en el centro hueteó. Entre las actividades que proponen para esta semana, hay un catálogo de más de 200, y cada centro de servicios sociales elige cuáles quiere mostrar.

Dirigida a los trabajadores sociales de la zona, esta jornada pretendía informar y formar a esos trabajadores, que ya imparten los servicios sociales desde la Administración, en este caso desde la Diputación de Granada. De esta forma, podrán aprovechar la información para detectar a personas que puedan derivar a los Servicios Sociales de la ONCE. Estos llegan a donde la Administración no puede: están enfocados en las familias (con atención temprana, estimulación, acompañamiento,...) con el objetivo final de la inclusión laboral.

La ONCE ofrece ayudas educativas: en educación inclusiva, ONCE ofrece becas, adaptaciones ópticas y del puesto, profesores propios de la organización,... en el caso de los mayores, que pueden tener problemas de bajada de su capacidad de visión, estas personas pueden pasar de un día a otro a ser dependientes, con todo lo que conlleva. Si el problema es grave, en pequeños municipios como hay en nuestra provincia, se agrava aún más. Así, los trabajadores sociales de la zona son las personas más apropiadas para detectar estos casos y derivarlos a la ONCE.

La ONCE difunde así su actividad, que no se limita a la venta del cupón, sino que va mucho más allá: se llevan a cabo actividades con personas que pueden difundir su forma de trabajar. Así, en la facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada se ha trabajado con docentes y futuros formadores, para que estén capacitados para enseñar deportes adaptados e inclusivos.

En empresas, se explica y se muestra cómo puede trabajar un invidente, o una persona con baja visión, en cualquier empresa, y lo que la ONCE proporciona a las empresas para facilitar su contratación.

El ocio también es importante: se desarrollan obras y grupos de teatro adaptados, deportes y actividades, como partidos de fútbol B1 (para invidentes totales).Con esto, se da confianza y seguridad personal a personas con discapacidad visual.

La ONCE dispone de tres centros en la provincia, situados en Granada, Motril y Baza. Son aproximadamente 1.900 afiliados a la ONCE en nuestra provincia. El requisito para ser afiliado es tener menos de un 10% de visión en el mejor de los ojos, con la mejor de las correcciones. La meta de estas actividades, y de las jornadas "Capaz de ser capaces" es visualizar en la calle la ceguera y las dificultades en la visión.

“Estas jornadas también sirven para mostrar la obra humana que realiza ONCE, y para agradecer la confianza y el cariño que la sociedad brinda a esta organización”, destacó el alcalde de Huétor Tájar, Fernando Delgado.

De hecho, la ONCE es la primera entidad en el mundo en empleo de personas con discapacidad: el 100% de su plantilla son personas con alguna discapacidad. Su labor se ha extendido, desde el año 1984, con la Fundación ONCE no sólo a invidentes, sino a ayudar a personas con otras discapacidades no visuales.