Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso. Aceptar Más información

Áreas Municipales > Educación, Nuevas Tecnologías y Seguridad Ciudadana > Educación

Lidia Pinilla

Una alumna del IES Américo Castro, segundo premio del I Concurso de Microrrelatos contra la Violencia de Género

Rubén Núñez Díaz Viernes, 5 de diciembre de 2014

El Instituto Américo Castro de Huétor Tájar está de enhorabuena: de nuevo, sus alumnos consiguen el reconocimiento por su estupenda labor en algún campo. En esta ocasión, ha sido Lidia Pinilla Delgado, una alumna de 3º de ESO, quien ha obtenido el segundo premio en la modalidad de Microrrelatos del I Concurso de Microrrelatos y Vídeos contra la Violencia a las Mujeres, convocado por el sindicato UGT Granada, gracias a su texto "Libre como un pájaro".

Este texto conseguía colocarse segundo de un total de 28 microrrelatos presentados, elaborados por alumnos y alumnas de centros de enseñanza Secundaria de toda la provincia. El certamen, que contaba con la colaboración de la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte en Granada, se celebró con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género, con la intención de incrementar la concienciación y sensibilidad de los jóvenes granadinos en esta materia.

El concurso en su modalidad de microrrelato lo ganaba el texto "Rompiendo el cristal", escrito por Elísabeth Ruiz Fernández, del IES Cerro de los Infantes de Pinos Puente. Dándole la enhorabuena a Lidia en particular, a todos y todas los participantes en general, y al IES Américo Castro por lo que ha contribuido en la formación de esta alumna, les ofrecemos a continuación el texto "Libre como un pájaro" escrito por Lidia Pinilla Delgado.

Libre como un pájaro

Como cada día al amanecer, los pájaros pían mientras vuelan de un lado a otro, libres. Yo, al igual que todas las mañanas, me levanto para ir al instituto, ese es mi deber, con el temor de que a la salida vuelva a encontrarme sola, me aleje de todos y continúe gritándome y pegándome. En ese momento recuerdo a los pájaros, libres, y me veo a mí, cautiva por el miedo. Día tras día me doy cuenta de que no me queda mucho más. El último día, tirada en el suelo por sus patadas, veo que se me acaba el tiempo, es el fin. Cuando recuerdo a los pájaros, una vez más, junto todas mis fuerzas, consigo llamar pidiendo ayuda. Al poco rato, de fondo, escucho las sirenas de la policía, y me doy cuenta de que ahora yo también seré una persona libre, al igual que los pájaros de cada amanecer.

Lidia Pinilla Delgado

Para más información, pueden consultar en el siguiente enlace, que les ofrece la noticia íntegra desde la web de UGT.