Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso. Aceptar Más información
Inicio > Servicios > Radio Huétor Tájar

Servicios > Radio Huétor Tájar

Ayto. Huétor Tájar

Huétor Tájar abre el plazo para inscribirse en el curso de natación para bebés

Gabinete de Prensa Jueves, 13 de febrero de 2014

La Concejalía de Deportes del Ayuntamiento hueteño, en colaboración con la piscina municipal de la localidad, ha abierto el plazo de matrícula para participar en el curso de natación para bebés con edades comprendidas entre los 4 y los 36 meses.

Esta actividad arrancó el pasado mes de octubre, si bien durante enero y febrero se paralizaron las clases. Ahora, el Consistorio oferta 16 nuevas plazas, y las clases se reanudarán el próximo mes de marzo.

El Ayuntamiento ha establecido dos grupos, en función de la edad de los bebés: uno desde los 4 meses a los 2 años, y otro de los 2 a los 3 años. El grupo de edad más avanzada combinará actividades en la piscina de chapoteo con la piscina grande, con el objetivo de disfrutar del medio acuático y aprender a nadar.

Éxito de participación
Como explica el concejal de Deportes hueteño, Juan José Morales Serrano, este curso lleva impartiéndose en el municipio varios años, y en cada edición ha ido aumentando el número de participantes en él. “Los padres y madres están muy satisfechos con la actividad y lo enriquecedora que supone tanto para sus bebés como para ellos, y son muchos los que ya nos están preguntando por la próxima convocatoria”, destaca el edil.

La natación para bebés aporta grandes beneficios al niño. Aparte de la familiarización con el medio acuático, permite mejorar su capacidad cardiorespiratoria, fortalecer el sistema inmunológico, mejorar el desarrollo psicomotor, aumentar el desarrollo de la capacidad intelectual y mejorar las relaciones sociales entre padres/madres e hijos/as.

El edil de Deportes hueteño destaca que la actividad acuática para este rango de edad “es uno de los mejores métodos de estimulación prematura, ya que, en un ambiente de juego y placer, aporta beneficios importantes sobre el bebé, debido a los componentes físicos (agua, movimiento, calor) que contiene esta acción”.

La piscina cubierta del Ayuntamiento de Huétor Tájar cuenta con piscinas de agua salada, debido a los aparatos instalados hace un par de temporadas, “por lo que los padres no tienen que preocuparse por el tema del cloro para sus bebés”.