El bailaor Álvaro Guarnido y sus alumnos con necesidades especiales de Huétor Tájar llevan a Alicante su «Flamenco sin fronteras»

Bienestar Social

El espectáculo es el resultado de un taller impartido por el bailaor en el Centro Ocupacional La Pirámide La actividad se organizó con motivo del Día Internacional del Síndrome de Down El municipio alicantino de Torrevieja ha acogido un espectáculo muy especial, denominado “Flamenco sin fronteras”, a cargo del bailaor hueteño Álvaro Guarnido y un... Leer más »

El espectáculo es el resultado de un taller impartido por el bailaor en el Centro Ocupacional La Pirámide

La actividad se organizó con motivo del Día Internacional del Síndrome de Down

El municipio alicantino de Torrevieja ha acogido un espectáculo muy especial, denominado “Flamenco sin fronteras”, a cargo del bailaor hueteño Álvaro Guarnido y un grupo de alumnos con necesidades especiales del Centro Ocupacional La Pirámide de Huétor Tájar.

Álvaro Guarnido ha realizado en los últimos años un taller de flamenco con estos alumnos del centro, y juntos han viajado hasta Torrevieja para actuar con motivo del Día Internacional del Síndrome de Down.

La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Huétor Tájar, Encarnación Redondo, destaca “los beneficios que este taller ha tenido para nuestros alumnos y alumnas, que han aprendido algunos pases flamencos y a fusionar distintos estilos musicales de la mano de un bailaor reconocido en el mundo entero como es Álvaro Guarnido”.

Un bailaor de éxito

Guarnido ha desarrollado una exitosa carrera como bailaor flamenco en el Reino Unido, donde ha actuado en algunos de los principales teatros del país, y se inició en este arte con apenas tres años de la mano de la bailaora Silvia Lozano. En 1999 participó en su primer concurso nacional de sevillanas en Torremolinos, alzándose como el mejor bailaor del certamen, y ese mismo año participó en el popular programa de televisión española “Veo Veo”.

La edil hueteña agradece al bailaor flamenco “su excelente disposición a colaborar en esta actividad del Centro Ocupacional La Pirámide, y que siempre tenga en cuenta la diversidad de las personasen su espectáculo, que ahora además ha llevado más allá de nuestras fronteras”.

Encarnación Redondo  destaca que gracias a este espectáculo, “los alumnos del centro ocupacional han descubierto un camino nuevo”, y agradece al bailaor hueteño “su tiempo, su ilusión y  su paciencia para preparar a nuestros chicos y chicas”.