Huétor Tájar propone a sus mayores que fotografíen lo que ven desde sus ventanas

Bienestar Social, Nuevas tecnologias, Salud

Los Servicios Sociales Comunitarios de Huétor Tájar-Montefrío han puesto en marcha un taller fotográfico. Bajo el nombre de ‘Mi mirada del mundo’, las auxiliares de ayuda a domicilio proponen a los mayores de la localidad fotografiar con sus teléfonos móviles lo que ven desde sus ventanas.

Se trata de una iniciativa puesta en marcha por los Servicios Sociales Comunitarios Huétor Tájar- Montefrío. Con ella quieren evitar el deterioro cognitivo de estos mayores, que apenas salen de casa

Los Servicios Sociales Comunitarios de Huétor Tájar-Montefrío han puesto en marcha un taller fotográfico. Bajo el nombre de ‘Mi mirada del mundo’, las auxiliares de ayuda a domicilio proponen a los mayores de la localidad fotografiar con sus teléfonos móviles lo que ven desde sus ventanas. Estos mayores apenas salen de casa debido a la pandemia.

Varias decenas de mayores y dependientes de Huétor Tájar participan en la iniciativa. El objetivo es promover la creatividad de estos vecinos, y acercarlos a las nuevas tecnologías de una manera divertida. 

“Cada semana coordinamos con las auxiliares un tema. Ellas, a su vez lo proponen a los usuarios y entre ambos fotografían esa idea -explica la directora de los Servicios Sociales Comunitarios, Paqui Fernández Mantas-. Así, una de las ideas ha sido “ventanas”, y ellos deben pensar cómo quieren crear su visión de una ventana. No tiene por qué ser literalmente una ventana física: también puede ser la ventana de los ojos o la del alma”. 

Además, el centro de Servicios Sociales ha dado algunas nociones de técnicas de fotografía a sus auxiliares. Estas, a su vez, pueden ponerlas en práctica junto a sus mayores. 

Otro de los temas propuesto hasta la fecha han sido las nubes. “Uno de los usuarios nos contaba que al mirar las nubes se ha dado cuenta de que el cielo ha cambiado. Antes, al mirarlas podía averiguar si iba a llover o si habría tormenta, pero ahora, según este anciano, el cielo es diferente. En eso consiste esta actividad, precisamente: en observar y reflexionar sobre lo que vemos”. Encarnación Redondo, concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Huétor Tájar, agradece su trabajo a Estefanía Artacho, profesional de los Servicios Sociales comunitarios que ha coordinado esta iniciativa. 

Este es otro de los talleres que los Servicios Sociales Comunitarios de Huétor Tájar han puesto en marcha para sus usuarios desde que comenzó la pandemia. Con ellos pretenden promocionar la autonomía de los usuarios de ayuda a domicilio y combatir el gran deterioro cognitivo, emocional, social que la pandemia ha provocado en los mayores.

También hay talleres de cartas a otros usuarios, dibujo o música, “con los que pretendemos que estos mayores cambien el foco de sus pensamientos y sean más positivos, y así mejorar su estado de ánimo”.