Los belenistas de Huétor Tájar fabrican 1.600 pantallas protectoras para sanitarios con el corcho del Belén y las carrozas de los Reyes

Cultura y fiestas, Salud

El corcho del Belén Monumental de Huétor Tájar, uno de los más grandes y visitados de toda España, ha servido desde que estalló la pandemia de coronavirus para fabricar más de 1.600 pantallas protectoras, que los belenistas del municipio han repartido en centros de salud, hospitales y residencias de ancianos de toda la provincia, y también a Protección Civil, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y comerciantes.

Desde el pasado mes de marzo, los artesanos han reciclado este material para proteger del coronavirus a los médicos y enfermeros de centros de salud, hospitales y residencias de ancianos de toda la provincia de Granada

El corcho del  Belén Monumental de Huétor Tájar, uno de los más grandes y visitados de toda España, ha servido desde que estalló la pandemia de coronavirus para fabricar más de 1.600 pantallas protectoras, que los belenistas del municipio han repartido en centros de salud, hospitales y residencias de ancianos de toda la provincia, y también a Protección Civil, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y comerciantes.

La Asociación de Belenistas de Huétor Tájar, que cada año fabrica este belén utilizando más de 700 metros cuadrados de corcho, también ha utilizado en los últimos ocho meses el corcho de las carrozas de la cabalgata de Reyes de este municipio para fabricar estas pantallas faciales antisalpicaduras para los Equipos de Protección Individual (EPI) con los que proteger a los médicos y enfermeros granadinos.

Como explica Mayka Gómez, la principal artesana que fabrica cada año el belén hueteño, “en marzo comenzamos a fabricar este material de protección porque en el Hospital de Alta Resolución de Loja no lo encontraban en ningún sitio. Y aunque ahora, por suerte, el personal sanitario ya sí cuenta con estas pantallas, mucha gente nos los sigue encargando porque dicen que les resultan más cómodos que los que se compran”.

Así, en este tiempo Mayka y su compañero Antonio Pérez han fabricado y repartido más de 1.600 pantallas protectoras, que ellos mismos cortan en sus casas con la ayuda de sus máquinas cortadoras y a las que, posteriormente, les añaden las piezas de poliuretano y el elástico para ajustarlo a la cabeza.

La artesana del Belén de Huétor Tájar se muestra “enormemente satisfecha y muy feliz” de que gran parte de la instalación del año pasado (que tardó meses en construir), así como de las carrozas de los Reyes Magos (que también construyeron ellos a mano) hayan servido para fabricar estas pantallas protectoras, “y ayudar así a nuestros profesionales sanitarios en momentos tan complicados como los que estamos viviendo”.

Donado por el Ayuntamiento

Todo el corcho del belén y las carrozas que se han empleado para fabricar estas pantallas durante los últimos meses fue comprado por el Ayuntamiento de Huétor Tájar, a quien la artesana agradece “todo su apoyo y generosidad por habérnoslo donado para reciclarlo y darle este fin”.

Por su parte, la primera teniente de alcalde del Consistorio hueteño, María Dolores López, señala que para este municipio del Poniente granadino “es un verdadero orgullo que parte de nuestro Belén y nuestras carrozas hayan tenido este original final tan solidario y necesario”.

El Ayuntamiento de Huétor Tájar trabaja ya en la construcción de su nuevo Belén Monumental, cuya fecha y condiciones de apertura estarán condicionadas este año por la evolución de la pandemia de COVID-19. Esta instalación supera cada año los más de 25.000 visitantes, llegados desde toda España, y los belenistas emplean más de 8 meses en fabricar sus más de 500 piezas, muchas de ellas en movimiento, ubicadas en más de cien metros cuadrados.